distribuidora de challas para tontos

25 Si de recibir patrimonio se trataba, se necesitaba un sitio más amplio que las casas de las autoridades y empresarios comunales. Vencedorí lo planteaba un conocido Distinguido 76, que en la nota titulada Sería Obra de Progreso, aparecía en El Comercio explicando la conveniencia de construir un teatro-circo en Melipilla, mediante el esfuerzo de la sociedad: Ustedes saben, que la velada organizada por la señorita Zúñiga produjo la suma de quinientos pesos más o menos, y si el mismo Asociación de señoritas que tomaron parte, u otras sociedades, más el centro afectado de niño, aúnan sus esfuerzos y dieran periódicamente sus veladas, en poco tiempo se reuniría suficiente para la construcción de un teatro, aunque fuese de material ligero 77. Este tipo de advertencia caló hondo en la comunidad, porque existía más de un hacedor que favorecía la instalación de un teatro así en Melipilla. Primero, el edificio no debía ser pomposo, porque nulo en la Construcción citadina lo Bancal. Luego, el espíritu de incipiente progreso comercial y de sobreponerse a los daños del terremoto animaba al poblado a tener singular de los instrumentos constitutivos de una ciudad que se preciara de ser Colchoncillo del área. El tercer hacedor en cuestión, la aparición del tren, había sido de tan poderoso aliento que los comercios florecían y podían atraer fácilmente a compañíTriunfador artísticas de Santiago. Cuarto, la ciudad contaba con personas que estaban en condiciones de acudir números artísticos. Asimismo se agregaba 76 La actos de citar personas indirectamente, bajo apodos, Ganadorí como firmar notas con seudónimos o sin siquiera poner el crédito, eran prácticas habituales en los periódicos melipillanos de esta parte del siglo. 77 El Comercio, 6 de octubre de que la actividad circense en Melipilla era permanente, con habituales presentaciones de distintos circos que recorrían Santiago, la costa central, Melipilla, El Monte, Talagante, quedándose por semanas y meses, alojando peleas de box y actividades sociales al interior de las carpas.

, González, J. P. & Araya, S., Música popular chilena: 20 primaveras, , Santiago de Ají, Sección de Programas Culturales de la División de Cultura del Profesión de Educación, 1995 dites de ratones y un pulguero inmenso. Mejor sentarse en el suelo. Buscando la Mejor Voz Roberto Sagredo y Las Guitarras Viajeras sonaban permanentemente en las ediciones diarias de la radio y éste mantenía un diálogo directo con Massoud. En su ímpetu rozagante, una de las insistencias que le hizo al empresario fue la de crear un concurso en que se presentaran músicos y agrupaciones musicales de Melipilla y alrededores. Lo llamaron Buscando la Mejor Voz y Conjuntos de la Zona. Para qué te digo, eso fue un prosperidad. Todos los domingos teníamos realizado total, recuerda Sagredo. El éxito de la iniciativa sentenció el deseo de Massoud que veía colmarse de notorio la sala de la Escuela Parroquial en cada aniversario de la cita musical. Con este antecedente, colocaría a tomar la concesión del Teatro Serrano. Fue el 6 de enero de 1964 cuando se firmó el contrato de arrendamiento del Teatro Municipal de Melipilla, representado por el corregidor Manuel Marín, con José Massoud de contraparte, por un costo mensual de 500 escudos reajustables conforme al plataforma del costo de la vida que establecía el Faja Central, por un período de cinco primaveras, pudiendo renovarse la concesión al término de ella. El teatro, eso sí, venía sin butacas, proyectora, focos ni cortinajes. Bancal deber del concesionario dotarlo de estos elementos en almohadilla a criterios de primera calidad, y Massoud Triunfadorí lo aceptó, prometiendo estándares del más alto nivel. Luego instalado y con todo marchando vino el primer llamado de atención. La prensa denunciaba especulación con las entra

Su llegada fue anunciada con semanas de anticipación. El día de la comportamiento llegó con una comitiva de 67 personas, en dos buses y un camión cargado con escenografía y equipos técnicos, bajo el ruido de helicópteros que sobrevolaban la zona y el camino expedito, porque el tránsito en la calle Ortúzar se había libertino solamente para ella. Desde San Antonio, El Monte, Talagante y otros rincones arribaron buses que estacionaron cerca de la sala de calle Ortúzar, sobrepoblada de seguidores. Adentro, en el camarín, la Novia de América se alistaba sin apuros para su espectáculo. Allí de divismos, solamente pidió un pollo cocido sin cloruro sódico para su perro chihuahua que la acompañaba siempre. Mientras se maquillaba, conversó un momento con una incondicional suya: la dueña de la fuente de soda. El mismo Oscar Arriagada, que conocía del fanatismo de la señAhora Alicia y de los buenos tratos que había tenido para con sus representados, la invitó a compartir a su actriz favorita. Media hora duró el armonía, hasta que minutos antaño de salir al decorado se despidieron. Para la estrella fue quizás una prueba más de la calidez de sus fanáticos. Para la chilena, poco que la elevó por un momento del demarcación de los mortales y la hizo caminar sobre las nubes. La ovación final que recibió fue la misma que cosechaba en todo el continente. Sus dos horas y fracción de proceder cerraron una velada que ocupa el podio de las más memorables del Palace. Así como Voluntad Lamarque, el cantante y famosísimo actor norteamericano Dean Reed, que primaveras antes había asistido al teatro de la vecina ciudad de El Monte, convocó un satisfecho total

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

126 de la risa, medios escondidos. Es que había que esconderse un poco para que no llegara algún pariente y te cachara, es el reminiscencia de Alejandro Vidal, un damisela de quince primaveras que en la segunda mitad de los ochentas disfrutaba con estos secretos momentos en el Palace, el rock latino y el mundial juvenil de fútbol con Lukas Tudor a la cabecera. Para Alejandro, la recepción al cine revestía entretención, aunque no obstante no siempre en la pantalla, pues tirar papeles o cualquier otro proyectil hacia abajo se volvía una tradición: las películas eran admisiblemente malas, pero uno iba a puro huevear, se pasaba aceptablemente. Hasta ir al baño era un hueveo, singular jugaba a mear desde afuera del baño. No se podía entrar, porque estaban inundados de pichí y agua, era asqueroso, pero divertido. Los grandes espectáculos musicales y teatrales no se harían más en el Palace. Anita González, Ramón Núñez, Armando Navarrete y Cristian Campos actuaron en noviembre de 1986 en el Gimnasio Alberto González con el sainete de René Hurtado, Su ala flaco, para reunir fondos destinados a la reconstrucción del Templo de Santo Agustín. En febrero de 1987, la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Chile se presentó en el Techado; al igual que la acoplamiento de Isidora Aguirre de El Lazarillo de Tormes con la compañía Teatro de la Calle, en cuyo personal tomaba parte Roxana Manríquez, Sergio Henríquez y Andrés Pavez. En septiembre de ese año, Jorge Yáñez y Liliana Ross personarseían el café concert El Enganche, en el restaurant Los Troncos, y un concierto de cámara organizado por el renovado Ateneo Juan Francisco González, con músicos de la Universidad de Pimiento, se hizo en el circuito de la Cámara de Comercio de Melipilla.

12 Cuando se requiera efectuar una remodelación, debe consultar por los permisos necesarios y luego requerir los planos pertinentes, de forma tal que no se vean afectados instrumentos estructurales, muros de copropiedad o tabiques divisorios que contengan instalaciones. 5 Instrumentos ESTRUCTURALES.- El edificio está construido sobre la base de una estructura de hormigón armado diseñado con el fin de absorber las cargas, solicitaciones estáticas y dinámicas a las que pueden estar afectos, soportando esfuerzos y transmitiendo dichos esfuerzos al demarcación. Su sección está formado por una estructura resistente de hormigón armado y por tabiques no estructurales. 5.1 Fisuras En los primeros dos a tres abriles de terminada la construcción pueden aparecer fisuras en los muros y losa producto de la retracción por fraguado del hormigón. Ayuda Por otra parte a la aparición de las fisuras, el hecho de que continuamente el departamento está sometido a sismos muchas veces no perceptibles, y a bruscos cambios de temperatura que favorecen la formación de estás.

98 el resto del tiempo se dedicaban a reír, propalar chistes, zapatear cuando vinieran los jinetes en sus caballos, ingerir, Absorber, desprenderse de modo sonora de sus gases intestinales, que caían sobre los de platea en momentos de mutismo. A eso de las 18 horas la función llegaba a su fin, Jorge y sus amigos bajaban de la galería, las micros con destino a Popeta, Culiprán, María Pinto y tantos lugares se llenaban para retornar en una semana. Chile y México tenían en Melipilla la confirmación de una relación de grande inclinaciónío musical y fílmico. El Palace fue testigo de festivales musicales donde la música ranchera marcaba una presencia arrolladora. Con este fanatismo, no fue raro que el divulgado se agolpara ante la arribada del cantante Demetrio González, un español arraigado de muy niño en México que para agosto de 1969, vencimiento de su conducta, había participado en 32 filmes y Cuadro considerado unidad de los más grandes cantantes de la música azteca con su voz de barítono. Unida a su simpatía va esa maravillosa voz que hacía mucho tiempo que no deleitaba a los oídos de la Familia severo. Para enero se anuncia la encuentro de Libertad Lamarque 223, publicaba El Labrador, en el reflexivo de una excursión inolvidable y el anuncio de lo que sería una de las noches más iluminadas para la pinche el link pequeña localidad metropolitana. El Súper Show 007 La música de la Nueva Ola aún Bancal un objeto de culto, llevado al paroxismo en las presentaciones de artistas tan idolatrados como José Alfredo Pollo Fuentes, Cecilia, Buddy Ri- 223 El Labrador, 6 de agosto de chard y tantos otros. La cantidad de cantantes nacionales Bancal inscripción y el mercado lo llevaba perfectamente en un espacio donde también cabían intérpretes extranjeros, que en variadas oportunidades venían a Pimiento, en el caso de los hispanohablantes.

& Larenas, J., Historias Locales III, Santiago de Ají, JUNDEP, Santo Martín, Gustavo, Melipilla en la humanidades chilena, Santiago de Ají, Eds. Nueva Línea, minos generales, todas estas publicaciones aparte algunos pasajes entregan información difícilmente utilizable como fuente histórica, ya sea porque describen leyendas, o porque contienen narraciones sobre hechos aislados débilmente contextualizados. En definitiva, se deja notar un compromiso de sistematicidad analítica, aunque claro está, ese no Cuadro el objetivo de estos textos. Pero, lo que es aún más importante para descartarlos como fuentes secundarias, es que no aportan información relevante que nos permita contribuir a caracterizar la historia de los teatros en Melipilla. Otro aspecto que se deja notar muy claramente en todos éstos, es su clara referencia a la historia rural de Melipilla, cuestión que si aceptablemente es muy relevante en el crecimiento de la historia Circunscrito, no es fundamental para los fines de la investigación. Incluso hay otros dos textos susceptibles de destacar: Títulos Sociales de un espacio urbano de Pedro Antonio Muñoz 39, publicado en el año 1987 e Historia de Melipilla de Hernán Bustos 40, aparecido en El primero corresponde a un estudio sociogeográfico de la ciudad de Melipilla. En él se aborda la problemática del bienestar urbano a través de un Disección que combinó técnicas estadísticas diversas. El autor diferencia entre el bienestar objetivo, medido por indicadores cuantitativos de aspectos materiales de la vida para lo cual utiliza la ficha CAS 41, y el bienestar subjetivo que estudia a través de una indagación de opinión. Entre los principales hallazgos está la inconformidad generalizada de las personas de la zona. Menciona Muñoz: es clara 39 Muñoz, Pedro Antonio, Valores Sociales de un espacio urbano. El caso de la ciudad de Melipilla, Santiago de Chile, Memoria Geógrafo Universidad de Chile, Op. cit. Bustos. 41 Sigla de: Comités de Audiencia Social

To ensure the functioning of the site, we use cookies. We share information about your activities on the site with our partners and Google partners: social networks and companies engaged in advertising and web analytics.

13 Manual de uso y mantención del propietario del sección / Concepto Design La Dehesa Filtración de agua por rotura de cañeríCampeón: Cortar inmediatamente la válvula de paso del agua potable una vez detectada la filtración (al interior de su área). En caso de no ser posible, ir al medidor de su unidad emplazado en el pasillo, cortando desde ahí la llave de paso, tal como le fue indicado al momento de la entrega de su propiedad. Le solicitamos avisar a Conserjería. Fuga de Vaho: Cortar inmediatamente el suministro de éter, una tiempo detectada la fuga tanto del artefacto emisor como principalmente de la Garlito domiciliaria de gas y avisar inmediatamente a Conserjería. En cualquiera de ambos, rogamos a Usted dar aviso inmediato a Conserjería y contactarse a la brevedad con: SERVICIO DE POSTVENTA (02) FISURAS Y HUMEDAD Fisuras: En las uniones de distintos tipos de tabiques o de tabiques con muros, muchas veces se diseñan premeditadamente algún tipo de juntas, denominadas canterías, que tienen por objeto dirigir y disimular la corte que con el tiempo se personarseá, la que al aparecer ni provocará daño estructural por lo que no debe ser motivo de preocupación. (Extracto del Manual de Uso y Mantención de La Vivienda de la Cámara Chilena de La Construcción) Los departamentos están formados por materiales que tienen una dinámica propia, que en Caudillo se activa con los cambios de temperatura, retracción hidráulica, humedad y movimientos sísmicos, muchas veces imperceptibles para el ser humano; esto provoca la aparición de una serie de fenómenos que son naturales e inevitables.

En definitiva, los setentas fueron una término caracterizada por el folklore, con marcada presencia en el Estadio Alberto González y asimismo en el Palace. Y por supuesto que en el Buscando la Mejor Voz y Conjuntos de la Zona también sonaba con mucha fuerza. En el año 1974 la iniciativa volvió a convocar a incipientes artistas, cantantes amateurs, o sencillamente a quien se atreviera en el escenario. Se presentaron participantes de todos los sectores de la ciudad, llegando cantantes de Talagante, El Monte, Santiago, San Antonio, Quilpué, aún de liceos y colegios de la zona. Eran verdaderos representantes de sus localidades y llevaban con orgullo el nombre de su pueblo, barriada, villa o escuela, compitiendo en las categoríFigura joven, internacional, mexicano y neo-folklore. Incluso los cantores a lo humano y lo divino tuvieron su aparición en la estampación de 1976 de este festival. Habitualmente alejados de los escenarios de Melipilla, el payador Domingo Pontigo encabezó una delegación que reunía a cultores de Alhué, Santo Pedro, Loica, Quelentaro y Melipilla. En esa ocasión los cantores se presentaron ante personas en una competencia de payas. Lleno total para una caminata que comenzaba a las 10:30 horas y se mantenía hasta las 13 horas de los domingos. En pleno auge de los festivales, Melipilla contaba con el suyo y hasta se prendían antorchas, a la tradición de Viña del Mar, claro que a diferencia de la Casa de campo Vergara, el Palace no tenía una ventilación adecuada para tales fuegos. Tampoco detentaba un buen sistema de sonido. Solamente una nota desestimación ha tenido este concurso y es su amplificación, que muchas veces no se es

13 Varianza total explicada Sumas de las saturaciones al cuadrado de la procedencia Componente Total % de la varianza % acumulado Matriz de coeficientes para el cálculo de las puntuaciones en las componentes Componente Índice de vulnerabilidad % PEA ocupada agrítrasero % población rural Tasa de analfabetismo de mujeres % mujeres de con primaria incompleta % jefes de hogar con primaria incompleta % hogares que cocinan con kerosene, zurra % viviendas sin desagüe % viviendas con suelo de tierra % viviendas sin electricidad

24 tiaguina y porteña, sobretodo a los que habían viajado o venían de Europa, gente que ansiaba replicar en la escalera Particular las beldades del primer mundo y su estética afrancesada. En las conciencias de la entrada sociedad melipillana aún resonaban las palabras que el Intendente Pequeño Vicuña Mackenna escribiera, tras una de sus visitas, cuando señaló que Melipilla Cuadro un poblado de un aspecto del todo muerto, entre otros comentarios lapidarios: Existen algunos edificios públicos, como ser la iglesia parroquial, la gobernación, la casa en que funciona la oficina de correos i las escribanías; una plaza i un cementerio.- Ningún de los edificios ya mencionados, ni aún los de particulares tienen poco de particular ni en cuanto a su belleza, ni a su forma.- Todas las casas son de un aspecto triste i todas ellas de un solo piso 74. Ahora perfectamente, Vicuña Mackenna había escrito eso ayer de la llegada del tren. Tras su arribo y pero en plena etapa de recuperación post-terremoto, de la mano del Representante Ramón Valdivieso, la ciudad no estaba completamente dormida. En algunas casas existían pianos, en ocasiones arribaba una profesora de Santiago o un afinador y se publicaban poemas en los periódicos, llenando páginas inclusive con versos donde las visiones idílicas y amorosas predominaban. Se recitaban poesíCampeón en los actos estudiantiles y pequeñCampeón comedias se presentaban en la Escuela Superior de NiñCampeón de Melipilla, a cargo de la profesora Rosario Zamorano. El corregidor Manuel J. Benítez citaba a meetings en su hogar, lo mismo hacía luego el gerente del Sotabanco de Melipilla y más tarde los secundaba algún comerciante, en una ronda de encuentros en distintos hogares, siempre puertas adentro y con invitados seleccionados.

[hasta el director de Carabineros de Melipilla] me felicitó y aún me dijo que tentado había estado de subir a escenario para conversar al divulgado de que una compañía de aquella índole levantaba el nivel cultural del pueblo ( ) La actitud final del cura me recuerda a un sacerdote del sur que sin fijarse en que todos los templos estaban en el suelo, gritaban a voz en cuello que el terremoto lo había enviado Alá porque todos eran unos descreídos 161. Mayor y más oportuno conmoción provocó el concurso promocionado por la Revista Ercilla y realizado en la ciudad por Radio Melipilla, que incluía la elección de Miss Radiodifusión en 1941, con señoritas como Josefina Guiliucci, María Ravanal, Olga Quintanilla, Yolanda Guiliucci, Sofía Miranda, Cory Quintanilla, Adriana Merino; y por el otro, la oportunidad de mostrar todo el talento musical con El mejor núpuro radial, donde tomaban parte David Artur, Gladys y Edén, Humberto Méndez, Manuel Núñez, Víctor Esguel, Orlando Henríquez, Marcos Nadal, el dúo Salas-Miranda, Juan Truyol, Raúl Vargas, el Conjunto Melipilla y Malva Miranda. Todos ellos artistas de la zona. Este hecho sería una sorpresa para los organizadores del evento y para la comunidad que no sabía de dónde habían surgido tantos cantantes. Un Teatro Serrano lleno presenció la belleza de sus chicas y el empuje y talento de los nóveles intérpretes. Se podía tener un festival, por modesto que fuera, y la aviso quedó instalada para que en los años posteriores se retomara y ampliara esta modalidad de espectáculo. Quién ganó? María Ravanal, una melipillana de 16 primaveras fue la elegida y cumplió con creces los sueños del concurso ejecutado 161 La Nación, 23 de abril de El terremoto hace narración al sismo que en 1939 destruyó el centro sur del país

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *